Inicio DEPORTES Fiesta en Caguas Puerto Rico,por triunfo de Alex Cora

Fiesta en Caguas Puerto Rico,por triunfo de Alex Cora

84
0
Compartir

Alex Cora no imaginaba un mejor sitio, que no fuese Puerto Rico, para festejar su torneo en las Grandes Ligas.

El líder puertorriqueño llegó a la isla el sábado, en horas del mediodía, con el torneo de la Serie Mundial en manos y acompañado por un pequeño conjunto de jugadores de los vencedores Medias Rojas de la ciudad de Boston, incluyendo el receptor boricua Christian Vázquez.

“Es bien gratificante por el hecho de que el pueblo se lo ha disfrutado. A un año y múltiples meses del huracán María damos dicha, no solo en Caguas, sino en todo Puerto Rico. Me pregunto si de veras pasa esto”, reconoció Cora, quien fue recibido por el gobernante, Ricardo Rosselló y el regidor de su urbe natal, William Miranda Torres.

Cora se transformó el pasado domingo en el primer líder puertorriqueño y el segundo sudamericano en ganar la Serie Mundial al dominar en 5 partidos a los Dodgers de la ciudad de Los Ángeles. En la mitad de la celebración, el líder cagüeño pidió a la gerencia bostoniana traer el trofeo a Puerto Rico.

Después de un veloz recorrido desde el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, los vencedores mundiales se detuvieron durante un momento en la entrada de Caguas para saludar a los cientos y cientos de personas que se apostaron a las riberas de la carretera. Cora desató la algarabía cuando subió a la plataforma con el trofeo de vencedor y en compañía de su familia.

“Desde que tengo memoria, mi sueño fue jugar Grandes Ligas y mediante los años proseguí desarrollando mi habilidad. Mas, en el momento en que me transformé en Criollo en mil novecientos noventa y seis, el apoyo de me hizo mejor pelotero y persona. Sin absolutamente nadie me iba a llevar lo que soy ahora”, expresó Cora.

El líder boricua, los jugadores y también miembros del cuerpo técnico llegaron en horas de la tarde al Camino de las Artes, en Caguas, donde recibieron chillidos, aplausos, mensajes singulares y reconocimientos de una parte de Miranda Torres y el apoderado de los Criollos de Caguas, Raúl Rodríguez.

“Hace diez años, cuando comencé con los Criollos, Alex me afirmó que no deseaba sueldo, que se lo diese a una persona necesitada. Ahí empecé a ver y conocer a Alex Cora. Gran atleta, estratega, pelotero, líder y gerente general, mas, sobre todo, gran ser humano”, aseveró Rodríguez, anterior a hacerle entrega de un afiche que contenía el torneo de la Serie del Caribe con Caguas y el uniforme de los Criollos y Medias Rojas de la ciudad de Boston.

Cora, por su lado, aprovechó su turno frente a la multitud para dar las gracias a los entusiastas que olvidaron sus equipos y unieron filas para respaldar a los Medias Rojas y a él, un boricua que andaba cumpliendo su sueño en las Grandes Ligas, haciendo historia y poniendo a Puerto Rico en alto.

“Escuchaba historias de la gente, que se quedaban de madrugada viendo los juegos y eso me movió, me conmovía. El que me apoyaran fue realmente increíble”, agregó el asimismo gerente general del equipo de Puerto Rico en el Tradicional Mundial de Béisbol.

“Jugamos en una urbe que tiene exactamente la misma pasión que nuestro pueblo y sabía que sería algo diferente en Puerto Rico. No todos (los jugadores) pudieron venir, mas los que vinieron se lo gozaron. Ha sido un día excepcional”, señaló Cora.

El joven líder quitó relevancia al premio de Líder del Año y, al contrario, se mostró contento al ganar por segundo año sucesivo un Tradicional de Otoño, después de conquistar el título con los Astros de Houston en dos mil diecisiete.

“Antes de la época sabía que esto era posible y que sería de este modo de bueno. Los muchachos hicieron un trabajo genial, desde el primero de los días del campo de adiestramiento hasta el último juego en la ciudad de Los Ángeles. Fueron consistentes”, afirmó el asimismo exjugador de los Criollos de Caguas.

Cora precisó que, ya antes de tomar un tiempo para la familia, seguirá cumpliendo con los compromisos del equipo por los próximos días, como la presentación del trofeo en casa de los New England Patriots, en la ciudad de Boston.

Dejar una respuesta