Inicio SALUD Eliminacion de la apéndice a muy corta edad reduce la posibilidad...

Eliminacion de la apéndice a muy corta edad reduce la posibilidad de tener párkinson

50
0
Compartir

SANTO DOMINGO, R. Dominicana.- En la gaceta Science Translational Medicine se publica el día de hoy http://stm.sciencemag.org/content/10/465/eaar5280?rss=1 una investigación que apunta al apéndice como un lugar de origen para el párkinson y que “brinda un camino para diseñar nuevas estrategias de tratamiento que aprovechen el papel del tracto gastrointestinal en el desarrollo de la enfermedad”, apuntó la autora primordial de la investigación, Viviane Labrie.

Los descubrimientos de Labrie afianzan el papel del intestino y el sistema inmunitario en la génesis de la EP, y revelan que el apéndice actúa como una reserva esencial para las proteínas alfa-sinucleína anormalmente plegadas, que están de manera estrecha relacionadas con el comienzo y la progresión de la enfermedad.

“A pesar de tener una reputación de ser en una gran parte superfluo, el apéndice realmente juega un papel esencial en nuestro sistema inmunológico, en la regulación de la composición de nuestras bacterias intestinales y ahora, como lo prueba nuestro trabajo, en la EP”, especificó Labrie.

La reducción del peligro para el párkinson solo se hizo evidente cuando el apéndice y la alfa-sinucleína que contenía se suprimieron en una etapa temprana de la vida, años ya antes del comienzo de la enfermedad, lo que sugiere que ciertamente el apéndice podría participar en su inicio.

La supresión del apéndice tras empezado el proceso de la enfermedad no tuvo, no obstante, ningún efecto sobre su progresión.

Incidencia de los pesticidas

El cosmos de personas estudiadas y que tuvieron una apendicectomía registraron un diecinueve por ciento menos probabilidades de desarrollar la EP. Este porcentaje se engrandeció en las personas con apendicectomías residentes en áreas rurales y la reducción el peligro de sufrir la enfermedad subió al veinticinco por ciento . Esto se ha asociado con una mayor exposición a los pesticidas.

En el estudio se lee en la parte técnica para especialistas que, aparte de que la supresión del apéndice décadas ya antes del comienzo de la EP se asoció con un menor peligro de sufrir el mal, asimismo se halló que “el apéndice humano sano contenía agregados de α-sinucleína intraneuronal y un sinnúmero de productos de truncamiento de α-sinucleína asociados a nosología de la EP que se sabe que se amontonan en los cuerpos de Lewy, el sello patológico de la EP”.

Debido a que no hay pruebas terminantes para el párkinson, la enfermedad es diagnosticada de manera frecuente una vez que brotan síntomas motores claros, como temblor o bien rigidez. Para entonces, la enfermedad normalmente está bastante avanzada, con un daño significativo en el área del cerebro que regula el movimiento voluntario.

Sobre esto último, últimamente se propagó que estudiosos de Chile y también Irlanda, separadamente, han desarrollado dispositivos capaces de prácticamente suprimir los temblores asociados a este mal degenerante del sistema inquieto, logros que se muestran en apasionantes vídeos en youtube, algo sobre lo que Salud de Acento notificó hace una semana: https://acento.com.do/2018/salud/8617682-brota-teoria-parkinson-anuncios-del-fin-los-temblores-este-mal/

Desequilibrio intestinal eleva peligro de EP, Alzheimer y demencia

En otros estudios se determinó que el desequilibrio de la microbiota intestinal, conocido como disbiosis, eleva el peligro de que una persona pueda desarrollar Alzheimer, demencia o bien la enfermdad de Parkinson (EP).

La microbiota intestinal es un conjunto de bacterias, hongos, arqueas, diastasas protozoarios y virus que habitan en el intestino y que tienen una función fundamental no solo en el estómago, sino más bien asimismo en el sistema inmune y a nivel cerebral.

“Esta condición de disbiosis promueve fenómenos inflamatorios en el cerebro y reduce la producción de neurotransmisores que afecta a las distintas proteínas de amiloides normales y trae como resultado la enfermedad de Alzheimer, la EP o bien la demencia”, afirmó por servirnos de un ejemplo en el mes de septiembre pasado el doctor Miguel Valdovinos, especialista mexicano.

Valdominos, jefe del Laboratorio de Motilidad Gastrointestinal del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Alimentación Salvador Zubirán, resaltó que las condiciones de vida que existen hoy en día asimismo han perjudicado la configuración de la microbiota y en ese sentido apuntó a “las condiciones de higiene y la convivencia con mascotas”.

Las formas actuales de higiene “han venido a reducir la exposición de los humanos con bacterias con las que ya antes teníamos contacto y esto asimismo produce una minoración en la diversidad de bacterias”, mantuvo.

“Hipótesis de la higiene”

Esto ha dado pie, afirmó Valdovinos, a la “Hipótesis de la higiene” que apunta que entre “menos exposición a microorganismos existe menos diversidad a las bacterias en nuestro intestino y, por este motivo, hay un mayor peligro de desarrollar enfermedades autoinmunes, alérgicas y otras”.

El especialista agregó que la disbiosis está relacionada con la presencia de diferentes sufrimientos y el empleo de antibióticos a lo largo de los primeros meses de vida, como con el desarrollo de obesidad, alergias y enfermedades autoinmunes.

Individuos con microbiota anormal con peligro de enfermedades cerebrales

“Las bacterias del intestino se comunican con nuestro cerebro y el día de hoy ya hay patentizas bien interesantes y muestras de que aquellos individuos que tienen una microbiota en la boca anormal, tienen peligro de desarrollar enfermedades cerebrales”, agregó.

Esto es, explicó, pues la microbiota no solo resguarda contra la invasión de gérmenes, sino estas bacterias se comunican con las células del cerebro y lo asisten a tener un mejor desarrollo o bien pueden afectarlo si esta no está saludable.

Hoy día se ha puesto mayor énfasis en estudiar la microbiota y los especialistas han descubierto que “tenemos diez veces más bacterias que células humanas y ciento cincuenta más genes bacterianos que humanos”.

El especialista afirmó que la composición de nuestra microbiota está determinada por diferentes aspectos, partiendo desde la manera de nacer: “Por ejemplo, los pequeños que lo hacen por cesárea tienen disbiosis; o sea, una minoración significativa de la microbiota, o bien se altera su estructura en comparación de los que nacen por el tracto vaginal”, explicó.

El especialista añadió que “los bebés alimentados con leche materna tienen una mejor microbiota que aquellos que son alimentados con fórmulas lácteas, y que el empleo de antibióticos a lo largo de las primeros 3 años de vida determina la composición de la microbiota de la edad adulta”.

Dejar una respuesta